Zapatillas Running según el tipo de pisada

El running es un deporte que cada vez tiene más adeptos, y no es para menos. Correr nos aporta múltiples beneficios para nuestra salud física y mental, como mejorar nuestro sistema cardiovascular, liberar endorfinas, reducir el estrés y fortalecer nuestros músculos y huesos.

Sin embargo, para practicar el running de forma segura y eficiente, es necesario contar con un equipamiento adecuado, y el elemento más importante son las zapatillas. Elegir unas zapatillas que se adapten a nuestra forma de pisar puede marcar la diferencia entre disfrutar de la carrera o sufrir lesiones y molestias.

¿Qué tipos de pisada existen?

La pisada es el modo en el que nuestro pie entra en contacto con el suelo cuando corremos. Según la inclinación del tobillo y la distribución del peso en el pie, podemos distinguir tres tipos principales de pisada: neutra, pronadora y supinadora.

  • La pisada neutra se produce cuando el tobillo se mantiene en una posición vertical al apoyar el pie, y el peso se reparte de forma equilibrada entre el talón y el antepié. Es el tipo de pisada más común y el menos propenso a causar lesiones.
  • La pisada pronadora se produce cuando el tobillo se inclina hacia dentro al apoyar el pie, y el peso se concentra en la parte interna del pie. Es un tipo de pisada que suele estar asociado a un arco plantar bajo o plano, y que puede provocar problemas en el tendón de Aquiles, la rodilla o la cadera.
  • La pisada supinadora se produce cuando el tobillo se inclina hacia fuera al apoyar el pie, y el peso se concentra en la parte externa del pie. Es un tipo de pisada que suele estar asociado a un arco plantar alto o cavo, y que puede provocar lesiones en el tobillo, el talón o el metatarso.
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Añadir para comparar
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Añadir para comparar
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Añadir para comparar
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Añadir para comparar
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Añadir para comparar
Añadido a tus favoritosEliminado de tus favoritos 0
Añadir para comparar

¿Cómo saber cuál es mi tipo de pisada?

Existen varias formas de averiguar nuestro tipo de pisada, aunque la más recomendable es acudir a un podólogo deportivo o a un fisioterapeuta que realice un estudio biomecánico de la pisada. Este estudio consiste en analizar el movimiento del pie y la pierna mediante sensores, cámaras y plataformas de presión, y nos proporciona información detallada sobre nuestra forma de correr y las posibles correcciones que debemos hacer.

Otra forma de conocer nuestro tipo de pisada es observar el desgaste de la suela de nuestras zapatillas. Si la parte más gastada es la interna, somos pronadores; si es la externa, somos supinadores; y si es uniforme, somos neutros. Sin embargo, este método no es muy fiable, ya que el desgaste también depende de otros factores como la velocidad, el terreno o el peso.

¿Qué zapatillas elegir según el tipo de pisada?

Una vez que sabemos nuestro tipo de pisada, podemos elegir unas zapatillas que se ajusten a nuestras necesidades y nos ayuden a prevenir lesiones y mejorar nuestro rendimiento. En general, podemos seguir estas pautas:

  • Si tenemos una pisada neutra, podemos optar por unas zapatillas que favorezcan la estabilidad y la amortiguación, sin necesidad de ningún refuerzo o control de movimiento. Si somos corredores ligeros, podemos usar zapatillas de competición, que son más ligeras y ofrecen más apoyo.
  • Si tenemos una pisada pronadora, debemos elegir unas zapatillas que tengan un control de pronación, es decir, que cuenten con un refuerzo en la parte interna del mediopié que evite que el tobillo se incline demasiado hacia dentro. También podemos usar plantillas personalizadas que corrijan nuestra pisada.
  • Si tenemos una pisada supinadora, debemos elegir unas zapatillas que tengan una buena amortiguación, especialmente en la zona del talón y el antepié, para absorber el impacto y evitar lesiones. También podemos usar plantillas personalizadas que corrijan nuestra pisada.

Además del tipo de pisada, también debemos tener en cuenta otros aspectos a la hora de elegir unas zapatillas, como el peso, la distancia, el ritmo, el terreno o la forma del pie. Lo más importante es que las zapatillas nos resulten cómodas y se adapten a nuestra forma de correr.

¿Dónde puedo encontrar mis zapatillas Running?

Existen gran cantidad de tiendas online y profesionales para hacerte con las zapatillas running que mejor se adaptan a tu pisada. Con nuestro comparador de precios y productos buscom.es ahorrarás tiempo y dinero en tu compra.

Comparador de precios en zapatillas y calzado deportivo buscom.es
Logo
Comparar artículos
  • Total (0)
Comparar